Año nuevo, despacho nuevo

imagen de Juan Miguel Ferri
imagen de Juan Miguel FerriEl pasado martes 31 de diciembre, con una mezcla de nerviosismo e ilusión, me llevé los últimos papeles del despacho que he ocupado los últimos 5 años y medio, desde que puse en marcha la consultoría de comercio internacional.
Parece que fue ayer cuando con muchas ganas y mucho miedo decidí dejar mi trabajo como jefe de exportación para implicarme de lleno en nuevos y atractivos proyectos, convirtiéndome en lo que hoy se llama “emprendedor”, a pesar de lo gastado de la palabra.
En estos años he aprendido miles de cosas acerca no sólo de la internacionalización, si no también de gestión empresarial, gracias a mis clientes, alumnos y compañeros de profesión. Creo que ése es el valor fundamental que he ganado (y gano cada día), ya que me ha permitido desarrollarme a un nivel en el que como empleado hubiese tardado muchos más años. Gracias a la gente del Vivero de Empresas de Villena, de la Asociación Española de Consultores de Comercio Exterior, pero sobretodo a mis queridos clientes (tanto actuales como anteriores), soy un profesional mejor y más fuerte, y sigo progresando cada día.
En este país hay 3 palabras de moda que todo político que se precie debe tener en su vocabulario para salir de la crisis: emprendedores, internacionalización e I+D+i. Yo convivo de forma directa con las dos primeras y de forma indirecta con la tercera. A pesar de las dificultades que conlleva desarrollar estos tres conceptos, cada día tengo la ocasión de relacionarme con gente con la que comparto metas, objetivos y, por qué no, sueños. Hace unos años solía decir que a los que se nos ocurría dejar nuestro trabajo para montar algo por nuestra cuenta (nótese que no he dicho emprendedores) nos faltaba un tornillo, por eso nos llevábamos tan bien entre nosotros. Llevo desde el año 2008 conociendo a todo tipo de “locos”, una de las mayores satisfacciones personales que me llevo.
A partir de hoy, estoy plenamente instalado en un despacho más grande, más amplio y más cómodo, desde el que mi empresa puede ofrecer un mejor servicio. Es el primer paso para crecer y ofrecer nuevas opciones para conseguir que los clientes del despacho lleguen más lejos. Veremos lo que nos depara el futuro…

Deja un comentario