Responsable de exportación: ¿contratado o freelance?

imagen de exportación: contratados o freelance

Responsables de exportación: ¿mejor en plantilla o freelance?

imagen de exportación: contratados o freelance
Responsables de exportación: ¿mejor en plantilla o freelance? Foto: Pixabay

Con las nuevas fórmulas de contratación y las amplias posiblidades existentes en la actualidad, es muy habitual que tu empresa valore todas las opciones antes de tomar una decisión sobre el personal de exportación.

¿Cuál es la respuesta correcta? Pues, como casi todo en el mundo de la empresa, no hay una solución mágica, todas tienen sus ventajas e incovenientes.

En el post de hoy, te voy a mostrar las opciones más habituales y sus características, aunque creo que lo más importante para empezar es definir el perfil del profesional que necesita tu empresa. De esta forma, tomar una decisión será una tarea más sencilla.


¿Cuál es el perfil profesional que necesitas?

¿Cuál es el perfil profesional que necesita tu empresa? Dependerá en gran medida de la fase o grado de experiencia internacional en el que se encuentre la misma. Por ejemplo, las necesidades de una empresa que esté dando sus primeros pasos en mercados internacionales que otra que ya cuente con un departamento con varias personas y que desee ampliar sus mercados objetivo.

Lo que yo recomiendo habitualmente es “mirarse al espejo”, analizar si mi actual plantilla puede asumir este reto (en cuyo caso puede ser conveniente la ayuda de consultores externos como complemento) o si necesito una persona que lidere el departamento de internacional desde dentro.

Para que te hagas una idea, y si tu empresa está empezando, te dejo una lista de las posible tareas que puede desarrollar el personal del departamento de exportación:

  • Investigación en mercados exteriores de todo tipo de información, tanto comercial, como legal o cualquier otra necesaria.
  • Planificación y elaboración de acciones de marketing.
  • Negociaciones con clientes y operadores del comercio internacional (agentes de aduanas, compañías de transporte…)
  • Preparación, envío y seguimiento de la correspondencia y ofertas comerciales en otros idiomas.
  • Trámites de logística y transporte, desde la recepción del pedido a su entrega en las instalaciones del comprador.
  • Gestiones administrativas, haciéndose cargo de todos los trámites documentales y legales a cumplir en el contexto internacional.
  • Relación y comunicación con organismos públicos de apoyo a la exportación.

Personal contratado

Ventajas

  • Personal siempre disponible.
  • Tenemos un control total sobre todas sus actividades.
  • El fruto de su trabajo es siempre en beneficio de la empresa.
  • Puede ejercer funciones de apoyo a otras áreas.

Inconvenientes

  • Puede no ser un especialista o tener poca experiencia.
  • Altos costes salariales.
  • Altos costes sociales (SS.SS., pagas, indemnizaciones…).
  • Riesgo de que se marche a mitad del proyecto.

 


Freelance o profesionales externos

imagen de exportación: contratados o freelance
Consultores externos vs personal contratado. Cualquier decisión debe ser meditada. Foto: Pixabay

Ventajas

  • Especializado en su campo (al menos, en teoría).
  • Reduce los costes laborales y sociales.
  • En muchos casos, forman parte de programas de promoción exterior, por lo que su contratación cuenta con ayudas y subvenciones.
  • Trabaja por proyectos.
  • Nos aporta flexibilidad operativa.

Inconvenientes

  • Puede que no sea un profesional serio.
  • No tenemos control sobre sus actividades.
  • Al trabajar por proyectos, puede que mañana aplique lo aprendido en empresas competidoras.
  • Puede haber problemas si la relación no está bien definida o acordad previamente.

Para saber más

  • ¿Quién se hace cargo de la internacionalización en mi empresa? – Blog Con Tu Negocio www.contunegocio.es

Deja un comentario